Buscar en la Pulga

8 de diciembre de 2007

Facebook y la abolición de la nostalgia

La vejez comienza en el momento que deseas recuperar aquello que tuviste que dejar atrás para volverte adulto. Y yo me volví viejo en el mismo instante que abrí mi cuenta en Facebook y le abrí la puerta sin saberlo a esta nostalgia permanente, al anhelo por tiempos, lugares y personas que habitaban plácidamente en mis recuerdos y que de pronto se conjugan en gerundio al haber saltado al aquí y al ahora convirtiéndose en fantasmas; porque qué otra cosa es un fantasma sino un recuerdo que se niega a ser pasado.
Me pregunto cómo serán los fantasmas del futuro, porque la nostalgia, de tanto convertirse en norma parece abolida. Y aquellos que nacen y crecen con herramientas como Facebook a su lado, parecen condenados a no sentir la extraña alegría de rencontrarse con una cara, de recordar un nombre, de revivir toda una existencia que había sido asesinada por el olvido, de juntar mundos paralelos, vidas que simplemente no volvieron a interceptarse. Porque ya nadie puede desaparecer, ya nadie puede pasar desapercibido; en la Era de las Redes se es ciudadano, incluso se es persona, en la medida que se pertenezca a una red, a cientos de redes; en la Era de las Redes se es más o menos poderoso de acuerdo al tamaño de tu red. Perder el contacto, marcharse, desaparecer, es renunciar no a unas cuantas personas sino renunciar a tu red, a tu poder, a tu ciudadanía, a tu persona, incluso a tu identidad.
La nostalgia surge cuando intentamos recuperar identidades perdidas, superadas, y en los tiempos que corren no podemos darnos el lujo de renunciar a lo que fuimos, de desdecirnos, de reinventarnos, de comenzar a contar nuestra historia desde cero en un punto que consideremos de inflexión, no nos dejan darnos ese lujo, el lujo de Flitcraft, aquel personaje menor de El Halcón Maltés que desapareció "como desaparece un puño cuando se abre la mano" y comenzó otra vida, casi con las mismas características y a pocas cuadras de donde había transcurrido la anterior, pero infinitamente distinta.

9 comentarios:

elCapo dijo...

Tendremos nuevas formas de nostalgia:

"¿Te acuerdas cuando en cada foto nueva que subía estábamos tagueados juntos?"

O algo por el estilo...

elCapo dijo...

Y para que veas cómo anda el asunto este de la seguridad y guevonaita.

Yo me gradué en el Ángel hace poco más de un año e internet me sigue sorprendiendo...

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Qué cómico saber que eres un ex alumno del Ángel, tienes toda la razón, Internet no deja de sorprendernos. Un gran abrazo

Gringo Viejo dijo...

Tu perfil dice que tienes 34 annos. No haz llegado ni siquiera a edad mediana. Que puede saber un carajito como tu de vejez? Habla cuando tengas 60 y tu prostata sea del tamano de un melon.

Y en cuanto a nostalgia...la Nostalgia es como orinarse en la cama al principio te sientes bien pero ese sentido de bienestar es rapidamente reemplazado por el frio y humedo sociego de la orina y te quedas peor que antes...

Y creeme si hay algo que VIEJOS de verdad saben es hacerca es de orinarse...

Ten cuidado con la nostalgia.

PD
Bonus points por la referencia a Hammentt.

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Gringo viejo, tu argumento es falaz, porque defines la vejez de manera que yo no pueda hablar de ella, pero yo nunca hablé o intenté hablar de esa vejez que tú mencionas. Y si lees bien, nadie se está sintiendo bien con la nostalgia, tanto que la igualé a una forma de vejez, por supuesto no a tu forma de vejez.

Gringo Viejo dijo...

Estimado joven escritor, la definicion de vejez que uso es la dada por la Real Academia de Lengua Espanola. Segun esta muy autorizada fuente: VEJEZ se refiere a la "cualidad de viejo".

Me disculpo por mis comentarios anteriores. Falle en reconocer que es vuestra prerrogativa de "escritor" el derecho de asignar a las palabras un significado diferente del cual la Real Academia de la Lengua Espanola ha decido usar.

No es muy seguido que tenemos el placer de presenciar el nacimiento de una nueva lengua. Sin embargo, usted con su uso creativo de la lengua Espanola lo a conseguido. Felicitaciones!

PD
Por favor no se olvide de mandarme una copia de su "Nuevo" diccionario (de esta forma podremos evitar malentendidos en el futuro).

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Querido amigo, usted me da la razón, vejez es cualidad de viejo, y es exactamente la definición que utilizo dándole contenido a esa cualidad desde un sentimiento, una sensación, una vivencia específica. Pero usted pretende negarme esa opción, porque para usted la cualidad de viejo es tal y como la describió en su primer comentario y no hay otra posibilidad, llegando al extremo de que los que no poseemos su cualidad se nos es vetado el escribir sobre el tema; olvidando del mismo DRAE la definición de Cualidad: Cada uno de los caracteres, naturales o adquiridos, que distinguen a las personas, a los seres vivos en general o a las cosas; manera de ser de alguien o algo.
Disculpe que haya abordado un tema que no podía tocar desde una perspectiva que no se puede abordar, por lo que para seguir evitándonos malentendidos, a vuelta de correo, después de que reciba mi diccionario usted me envíe su lista de temas prohibidos.

Gringo Viejo dijo...

Estimado amigo escritor, al pedir una lista de temas prohibidos no ha hecho mas que confundir las quejas de una persona vieja con las politicas represivas de vuestro propio gobierno.

Aparentemente el siguiente paso en vuestro proceso de confundir sustantivos es ahora el de confundir ideas.

Es altamente ironico que un Blog como este que tiene la palabra "Libertad" en su titulo muestre la misma intransigencia de la cual se queja.

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Señor mío, otra vez desvia el tema, es usted un experto en ello. Va por ahí diciendo cómo otros deben tocar los temas y cuando queda en evidencia se muestra ofendido y tilda a los demás de censores o de aliados del poder. Pero otra vez le sugiero que lea bien, el lema del blog es buscarle sentido a luchar por causas perdidas, por eso me tomo la molestia y el trabajo de contestar cada uno de sus artilugios argumentativos