Buscar en la Pulga

28 de agosto de 2007

El Asesinato del Avatar

V: Vengo a denunciar un crimen. Asesinaron a mi avatar.
D: ¿A su qué?
V: Mi avatar.
D: ¿A qué se refiere?
V: Bueno, déjeme explicarle en pocas palabras. Existe un mundo real, donde usted es usted y me ve con esos ojos que se han de comer la tierra, y yo soy yo, el que viste y calza. Y existe el mundo virtual, que está en internet, en las computadoras, en un servicio que se llama Second Life, en ese mundo yo soy mi avatar. Bueno, a ese avatar lo asesinaron.
D: Entiendo, pero creo que no tengo competencias, yo soy policía del mundo real. ¿Por qué no llama a la policía del mundo virtual?
V: No puedo, allá estoy muerto.
D: Pero, ¿hubo testigos?
V: No estoy seguro, no entiendo ni cómo sucedió, de pronto recibí el mensaje "estás muerto" y salí del mundo virtual y no pude volver a conectarme.
D: ¿Y dejó algún deudo?
V: Espero que varios, pero no tengo acceso a ellos, sólo los conocía como avatares.
D: Pero, en teoría esos avatares podrían estar investigando su muerte, al menos su desaparición.
V: En teoría, sí.
D: E incluso, si hiciéramos una lista de sospechosos, ellos deberían encabezarla.
V: Si la hiciéramos, pero insisto que no sé cómo contactarlos, mi avatar está muerto.
D: Pero otro avatar podría. Uno que investigue la muerte del anterior.
V: Excelente idea.
D: Contactemos este... ¿cómo dijo que se llamaba el servicio?
V: Second Life.
D: ¿Dónde queda?
V: No sé, pero lo contactamos por internet.
D: Usemos mi computadora.

(¿Continuará?
Di tú si vale la pena)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

si

yo dijo...

usted sabrá...