Buscar en la Pulga

3 de septiembre de 2009

Juliette Lewis: buscando palos donde ahorcarse


La fama de Juliette Lewis se fue diluyendo en la medida que los años le cobraban una factura que no me atrevería a tildar de merecida. Porque actores y actrices con registros limitados hay por montones y a algunos la apuesta por el mismo papel les dura hasta que el maquillaje no puede ocultar las cirugías (Meg Ryan) o mientras las glorias pasadas tapan las salidas fáciles del presente (Robert De Niro). Pero Lewis apostó por la rebelde sin causa; por la joven borderline siempre a una decisión de tener una vida normal o de perderse en los peores senderos del destino; y por la adulta que se niega a salir de la adolescencia y que resuelve la incongruencia entre lo que hace y lo que se espera de ella estallando en una furia incontrolable contra el mundo. Por eso, cuando uno recuerda la carrera de Lewis pareciera que hubiera dejado de actuar en 1999 o algo así, pero no, lo que pasó a comienzos de la década de 2000 es que el aspecto de mujerniña la abandonó y con ello se esfumaron el tipo de papeles en que brilló. Desde entonces ha estado tratando de construir una carrera de actriz secundaria respetable, sin todavía mayores glorias pero donde se ha dado el lujo de matar algunos fantasmas, sobre todo el de Mallory Knox, cuando, por ejemplo, apareció como invitada en la serie My name is Earl, e hizo el papel de una cazarecompensas que es fácilmente derrotada por su perseguida, pareciendo decir "Juliette Lewis ha muerto, larga vida a Juliette Lewis".
Como parte de ese proceso de reinvención, Juliette Lewis ahora también es cantante y acaba de sacar su segundo disco, llamado Terra Incognita, que por el título pareciera ser una declaración de principios. Y sin embargo, los terrenos que pisa Lewis no lucen tan desconocidos, porque su voz sorprende, es la voz con que cantarían sus personajes más recordados, y la banda que la acompaña le da la atmósfera apropiada. Vale la pena darse al menos un paseo por este intento de Juliette Lewis por mantenerse vigente y no despacharlo sin el beneficio de la duda con que solemos desechar los experimentos musicales de actores venidos a menos.

7 comentarios:

Naky Soto Parra dijo...

¡De broma y no lloré!
¡Caray, confieso que formo parte del grupo que le dio por desaparecida!, empero, la narrativa de tu reconocimiento es noble y enternecedora.

Un abrazo (mientras le voy escuchando),

Naky Soto Parra dijo...

Y en medio de mi conmoción ;) quede constancia que trae pronto tres aparaciones en postproducción aún:
The Baster, Sympathy for Delicious y
Betty Anne Waters, con elencos MUY comerciales, ya sabes, Jennifer Aniston en una; Orlando Bloom y Mark Ruffalo en otra; y finalmente Hilary Swank y Minnie Driver en otra.

¡Que sí viene, vale! ¡Jajaja!

Otro abrazo (más esperanzado)

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Qué bien que te haya enternecido, yo le tengo cariño a Juliette. También me sorprendió ver que está muy activa en la actuación, por los elencos es probable que las pelis tengan bastante promoción así que la veremos. Y la verdad, cada vez me gusta más su música. Un abrazote

Qx dijo...

¡Mi amada Juliette!

No vi su participación en Earl, y debió ser genial puesto que tales apariciones en series suelen ser inteligentes y pícaros guiños a la opinión pública sobre los raros meandros en los que recala la vida de los artistas...

Creo no haber sido conciente, hasta ahora que te lo leo, de lo que llamas "registro limitado" en la carrera de la Lewis, pero supongo que sí, esa macarra inmadura de sus papeles que recuerdo debieron ser el typecasting que la atrapó. O que mejor captaba su agresiva personalidad. ¿Tal vez "mi amada" es Mallory y no Juliette? O esa pre-Mallory de Kalifornia que aclaraba tranquila que (el personaje de Pitt) sí, le pegaba, "pero sólo cuando me lo merezco"... ¡Y pensar que en la deliciosa Gilbert Grape ella era la normal!

De su voz cantante, tan parecida a sus personajes, conozco por un par de discos con su banda punk, Juliette & The Licks. Probaré esto de solista a ver si aún es la mala tierna que me atrapó, la dueña de esa cara casi-fea-de-lo-belleza-rara.

¡Un saludo, Luis, gracias por la info!

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Quiquex, muchas gracias por compartir con nosotros tu fascinación por esa extraña belleza fealdad de Juliette.
En esto del encasillamiento nunca se sabe qué fue primero, el registro limitado o los ofrecimientos de papeles siempre iguales, que los directores de castings suelen ser los tipos más conservadores del negocio y siempre intentan apostar sobre seguro: si ya hizo de asesina adolescente una vez, qué hay de malo en que vuelva a hacerlo. Y sin darse cuenta, los actores dejan de investigar y de crear.

Pero creo que Juliette está obteniendo un segundo aire interesante en esta fase de actriz secundaria-cantante. Ojalá la fortuna le sonría.

Un gran saludo

Anónimo dijo...

Hey, hola a todos.
No voy añadir nada mas sobre la gran Lewis como actriz o persona xD, pero si sobre su disco terra incognita.
Esta tia tiene unas ganas tremendas de entrar en ese pequeño grupo selecto de grupos que desean innovar, con un sonido caracteristico. Cierto es que sin temblores en la mano despues de su primer disco despacho a toda su banda xD, y ahora prueba con otra con un sonido totalmente diferente, alejandose un poco de los matices punk y adentrandose quizas un poco en ese sonido "raro" entre lo indy/rock/psicodelia (toma ya!!)
Arriba la Juliette! vaya que si!
Un abrazo gente.

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Hola Anónimo,
tienes razón, ese disco es ambicioso y lo que necesita Juliette es solo un poco de suerte. Creo que el público en general suele ser un tanto deseñoso con las segundas oportunidades, pero con Juliette salen perdiendo. Muchos saludos