Buscar en la Pulga

11 de enero de 2011

La Pulga y el descubrimiento de la audiencia

En 2005 ya no tenía mucho más dónde buscar. Había logrado estar en un par de revistas y básicamente coleccionaba rechazos editoriales. El siguiente paso era el retiro. Después de todo, el gran lector, ese que está en un comité editorial, había hecho su dictamen una y otra vez y tarde o temprano yo iba a terminar escuchándolo. Pero llegó 2006 y con ello la curiosidad por ser parte de un fenómeno en crecimiento, el de los blogs. Abrí Pulga de Libertad y otros dos que ya no existen y descubrí a la Audicencia.
Escribir para alguien que no conoces pero que existe y que puede llegar a tu página en cualquier momento. Escribir para alguien que te comenta o no, pero que regresa una y otra vez a tu sitio. Escribir para alguien de una nacionalidad inaccesible de otra manera, para alguien que vive en un lugar que nunca hemos conocido. Escribir y darse cuenta de que hay gente que tiene interés en lo que uno escribe. Con la Pulga entendí que el gran lector y la audiencia son independientes y que aunque uno te dé la espalda todavía se le puede dar la cara al otro. Cinco años después, un par de proyectos más, otro par en ciernes, aquí sigo, dándole la cara lo mejor que puedo a la audiencia, mientras los lectores y visitantes de este blog responden de la manera en que se ven estimulados o movidos a responder. Si tú has sido parte de esa audiencia, te doy las gracias por acompañarme, si llegas a la Pulga hoy por primera vez te invito a regresar y espero que encuentres material interesante. Gracias por el tiempo que le has dedicado a la Pulga en estos cinco años.

2 comentarios:

Qx dijo...

Cinco años, en años-blog y con tan consistente calidad, vienen siendo un montón más. Enhorabuena, y seguimos acá.

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Gracias Qx, por seguir por aquí y mantenerte leyendo desde la mayor parte, si no todos, de estos cinco años. Un gran abrazo