Buscar en la Pulga

13 de agosto de 2008

Wicked

Hace algunos años, en una tarde de esas que solo son posibles en lugares que no te pertenecen, un grupo de personas con nacionalidades como rumana, sueca, islandesa, canadiense, francesa y venezolana, pasábamos un Día de Acción de Gracias frente al televisor, viendo la versión de El Mago de Oz que protagonizó Judy Garland. Una francesa, ya no recuerdo cómo se llama, que aterrizó en Estados Unidos por la extraña puerta del estado de Kansas, entendió perfectamente el mensaje de Oz: era una historia escrita para que alguien por primera vez en la historia quisiera regresar a Kansas.
Creo que hay mucho de cierto en esa apreciación, porque a pesar de su fama y de la cantidad de versiones y escenificaciones de las que ha gozado, la historia escrita por L. Frank Baum es quizás una de las más planas de cuantas narraciones famosas para niños existen. La pequeña Dorothy aterriza en Oz queriendo volver a casa y en nada cambia hasta que lo logra, no saca moraleja ni aprendizaje alguno del corazón del Hombre de Hojalata, del cerebro del Espantapájaros, de la valentía del León, de la vejez y debilidad del Mago de Oz y la maldad de la Bruja del Oeste resulta tan fácil de combatir y vencer que ni siquiera podemos imaginar a una Dorothy más fuerte. Simplemente regresó a casa, qué bueno que llegó a su hogar.
Quizás esa falta de profundidad, de motivaciones, de crecimiento de los personajes del mundo de Oz, haya sido lo que llevó a Gregory Maguire a escribir Wicked, novela para niños que desarrolla la historia de la Bruja del Oeste y que en la actualidad es un exitoso musical de Broadway.
Tuve la oportunidad de ver el musical y más allá de los estándares de Broadway que siempre garantizan al menos un poco de diversión, me fascinó el punto de vista desde donde está contada la historia, la forma cómo convierten a la Bruja del Oeste, aquel personaje inaccesible por básico en un personaje entrañable, comprensible y con el que puedes tener total simpatía. Ahora buscaré la novela, quiero continuar disfrutando de esta nueva dimensión de la Bruja del Oeste.

2 comentarios:

Yiyo dijo...

oh! que bien, he escuchado muy buenas críticas al respecto. Cada vez que tengo la oportunidad de ir a USA digo que voy a verla.... ya llevo 3 años en ese plan :-/

slds!

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

La próxima no te la pierdas, vale la pena, es un gran musical. Saludos