Buscar en la Pulga

22 de octubre de 2008

Ayuda del cielo

En un país donde ser creacionista o ser evolucionista es todavía un asunto de debate caliente, que se ande diciendo que las Mantarrayas de Tampa están en la Serie Mundial con la ayuda de Dios no puede ser tomado a la ligera.
La explicación sería que durante diez años de fracasos, desde su creación hasta la temporada pasada, el equipo lució la palabra Devil (Diablo) en su uniforme (Devil ray es el nombre en inglés de la mantarraya). Pero para 2008, tratando de retocar un poco la imagen del equipo, los Devil Rays de Tampa Bay pasaron a llamarse simplemente los Rays de Tampa Bay, y después de ganar 97 juegos en la temporada regular, quedar campeones de división por encima de los todopoderosos Medias Rojas de Boston y Yankees de Nueva York, y eliminar a los Medias Blancas de Chicago y a los propios Medias Rojas para resultar los campeones de la Liga Americana, hoy comienzan la Serie Mundial contra los Filis de Filadelfia.
Con o sin ayuda divina, los Rays han sido un gran equipo todo el año y la verdad me gustaría que ganaran la Serie, pero algo me dice que son los Filis los que terminarán campeones.

4 comentarios:

elCapo dijo...

Pero si en clase leímos hoy un ensayo donde la palabra "polémica" estaba escrita justo al lado de "teoría de la evolución".

Más allá de los Devils ¿qué carajo significa todo esto?

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Ahora que lo dices, tampoco sé, empecé escribiendo una cosa y terminé con otra, después de todo yo también soy de esos que invocan a los santos a la hora de un partido o de ligar por mi equipo.

Una cosa es la polémica, otra que tengas que escoger entre la evolución y el creacionismo como quien escoge cambiar de religión, o para seguir en el tema, como quien escoge equipo, y eso es lo que esperan por acá.

Un gran saludo

elCapo dijo...

Sí, que se le hagan las críticas que se le hagan a la teoría evolucionista no es razón para ponerla a la par del dichoso creacionismo.

Eppour si muove!

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Uno de los resultados de esta equivalencia es que a los ojos de mucha gente la teoría de la evolución sigue tan vigente como siempre, cuando lo cierto es que tiene muchas lagunas y muchos aspectos ya superados. Una de las propuestas educativas defendida por Sarah Palin, por ejemplo, pide dedicarle el mismo espacio de enseñanza al creacionismo como al evolucionismo, qué aberración, porque o conviertes al creacionismo en una teoría científica o conviertes al evolucionismo en una cosmogonía religiosa.