Buscar en la Pulga

20 de mayo de 2009

Lejos de lo que se cree, debatir no es muestra de democracia

El Diccionario de la Real Academia lo muestra: Debate es controversia, discusión, contienda, lucha, combate. Diálogo también es discusión pero una discusión en busca de avenencia. Cuando se invita a un diálogo, se busca que entre los distintos puntos de vista se llegue a una posición común y aceptable para todas las partes que intervinieron en el diálogo. Cuando se invita a un debate, se busca que una de las partes se imponga sobre las demás. En las democracias se dialoga, en otros regímenes se debate. En los regímenes que utilizan el debate como un instrumento para fingir democracia suelen llamar al debate sin previo aviso, sin reglas claras y en territorio favorable, porque a esos regímenes no les gusta correr el riesgo de perder el debate.

2 comentarios:

elCapo dijo...

Bullseye!!!!

Tienes toda la razón en lo que escribes.

A veces nos enredamos buscando argumentos contra el cinismo "inocuo" del gobierno, cuando la respuesta es tan sencilla...

un abrazo.

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Gracias por tu comentario. Cierto, responder los argumentos es ya caer en la trampa, porque los planteamientos que hace el gobierno buscan desviar la conversación o ponerse por encima de ella. ¿POr qué una rectora que va a entregar un documento a un ministro tiene que contestarle a un estudiante mientras el ministro ve la discusión como César veía a los gladiadores? La puesta en escena del gobierno siempre es esa: la de la arena romana, ellos en la tribuna y sus esclavos peleando contra sus rivales, así, si pierden, la derrota nunca es de ellos sino de sus esclavos completamente reemplazables.
Muchos saludos, siempre en contacto